1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Sedación consciente para procedimientos odontológicos.

La sedación consciente es la administración intravenosa del medicamento, para conseguir que el paciente esté en un estado de bienestar y que al mismo tiempo se encuentre lo suficientemente consciente para colaborar con el cirujano cuando se requiera en cada momento de la cirugía.
Durante todo el procedimiento, el paciente tiene una vía venosa permeable que permite administrar la medicación que sea necesaria en cada momento tanto medicación habitual como medicación de urgencia. Por otro lado, el paciente también está monitorizado desde el principio del procedimiento hasta el final. Se monitoriza la frecuencia cardíaca, las respiraciones del paciente, la saturación de oxígeno. Permanentemente el paciente estará vigilado durante todo el tiempo que dure la cirugía.

La sedación consciente la recomendamos principalmente a pacientes muy nerviosos que tomen algún tipo de medicación como por ejemplo antidepresivos. También es muy recomendable para aquellas personas que se someten a cirugías de larga duración y para las que sentarse en el sillón de un dentista les supone una experiencia traumática. De esta forma, facilitamos el trabajo del cirujano.
Los beneficios de la sedación consciente son:
1) Durante todo el proceso, el paciente se encuentra en un estado de bienestar de forma que tiene la sensación de un proceso quirúrgico más corto.
2) La recuperación es otro de los beneficios, es muy rápida, no necesita ninguna situación especial de recuperación y automáticamente a los 10, 15 minutos de terminar la cirugía el paciente puede realizar otra vez su vida con normalidad.

Pulsioximetro

Este sitio web utiliza cookies propias para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenido acorde a sus intereses. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio web.